18 febrero, 2020

Trabajo de articulación entre la Comisión Nacional de Microcréditos y ArgenINTA

En un trabajo conjunto entre la CONAMI y ArgenINTA, se otorga financiamiento a quienes trabajen en emprendimientos de producción, servicios o consumo y que no cuentan con garantías patrimoniales o no reúnen las condiciones para obtener préstamos bancarios tradicionales.

Estos microcréditos financiados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y administrados por ArgenINTA, permiten adquirir capital de trabajo (insumos, materiales o herramientas).

Julia y Mercedes, dos emprendedoras del sur del Gran Buenos Aires

Una vez que los emprendedores reciben la asistencia llevamos adelante las acciones de seguimiento y monitoreo de los proyectos.

Es así que en esta oportunidad, visitamos a dos productoras beneficiarias de los microcréditos con garantía solidaria, de la localidad de Florencio Varela, en la provincia de Buenos Aires.

Junto a Daniela Gallego del Ministerio de Desarrollo Social, Gustavo Tito del INTA, Percy Nugent de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Florencia Rey, Sara Di Piero y Daniel Matayoshi de ArgenINTA visitamos el establecimiento hortícola de Julia Ríos, cuya fortaleza es la producción de verduras de estación agroecológicas desde hace más de 19 años.

Julia destinó los fondos del crédito al armado de un invernáculo a nuevo. Cabe destacar que el proyecto es acompañado por investigadores y docentes de la UNAJ y que los mismos invernáculos sirven como unidades demostrativas para que los estudiantes se formen en manejo agroecológico.

En cuanto a los canales de comercialización, el emprendimiento cuenta con un flujo de clientes de la zona y trabaja en varias ferias, entre ellas la feria de productores periurbanos de la Universidad Jauretche y el Mercado de Bonpland en Palermo (CABA).

Nuestro recorrido continuó con la visita a Mercedes Taboada, quien cultiva verduras agroecológicas a campo y bajo cubierta. La productora es asesorada por técnicos del Programa ProHuerta desde el comienzo de su actividad, al igual que por otras instituciones (UNAJ, UBA, UNLP). Ha aplicado en su espacio productivo los conocimientos adquiridos, promocionando la agroecología y organizando junto a dichas instituciones, encuentros locales de formación e intercambio.

Mercedes realiza esta actividad desde hace 11 años y paulatinamente ha aumentado su capacidad productiva. También se caracteriza por darle valor agregado a todas las verduras o frutas que no comercializa directamente. Ha promovido desde siempre el aprovechamiento de los excedentes a tal punto de que ha impulsado en la cooperativa que conforma, la construcción de una pequeña sala de procesamiento para la elaboración de conservas y dulces.

En ambos proyectos, que forman parte de la Mesa Agraria de Florencio Varela, los técnicos del INTA y la UNAJ buscan diversificar la producción de cada establecimiento -lo cual los convierte en sistemas más complejos- con el fin de aumentar la sostenibilidad económica y ambiental de la unidad productiva. De este modo en las mismas chacras, se pueden encontrar actividades de granja; producción de cerdos, lechones, ponedoras y pollos de campo.