21 diciembre, 2020

Primeros egresados de la Licenciatura en Apicultura para el Desarrollo

La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Unicen,  a través de su Facultad de Veterinaria, el INTA PROAPI y con el apoyo de la Fundación ArgenINTA y del INTA,  forman profesionales de excelencia en apicultura para aportar al desarrollo local sustentable en Argentina y Latinoamérica a través de la Red para el desarrollo apícola de Latinoamérica y el Caribe, REDLAC, y FONTAGRO.

En el mes de octubre de 2017, se aprobó por acta de consejo de administración el aporte, por parte de la Fundación, a la  Diplomatura de Producción Apícola que dicta la UNICEN.

La Licenciatura de modalidad a distancia con requisitos especiales de admisión, está orientada a técnicos en apicultura, siendo la creación de la misma un proyecto innovador que pretende aportar desarrollo territorial mediante el fortalecimiento de la Red de Técnicos Territoriales. 

Esta carrera es desarrollada 100 % en modalidad virtual, se estructura por proyecto y los alumnos comienzan a formular el “Plan de Desarrollo Apícola” para sus territorios desde la primera materia de la cursada siendo que las materias siguientes aportan a dicho plan y de esta manera finalizan con la defensa de su Trabajo Final Integrador.

El Programa de estudios a desarrollarse en dos niveles contempla durante el primer año el abordaje de aspectos relacionados a la organización del trabajo, biología comparada y comportamiento de las abejas, actualización en salud y nutrición de las abejas; actualización en mejoramiento; evaluación de ambiente; cadena de valor y vinculación con los mercados; y la mejora en la gestión productiva del apiario.

Para el segundo año prevé la formación para la gestión de la empresa, utilización de otras abejas interés económico, social y ambiental, polinización, gestión de la calidad y agregado de valor, innovación, desarrollo territorial.

Hoy, se ha llegado a la etapa de defensa del Trabajo Final Integrador de los primeros egresados de esta carrera. 

“Quiero agradecer a cada uno de aquellos que confiaron en esta propuesta, algo que cuando comenzó a gestarse parecía muy lejano. La virtualidad no era lo que es hoy y pensar en una carrera ciento por ciento virtual no fue fácil, pero aquí estamos” “ Gracias al Profeder y a la Fundación ArgenINTA, gracias por acompañarnos hoy, en este día tan especial para nosotros” comenzó diciendo Enrique Bedascarrasbure, Director de la Licenciatura en Apicultura para el Desarrollo.

Continuó: “Lo importante en estos procesos de desarrollo territorial es que se puedan sostener en el tiempo, y un ejemplo de ello es la cooperativa COSAR, fue el primer proyecto de desarrollo de la agencia Ceres y a partir de allí se organizó una empresa que hoy juega en las grandes ligas”. “El trabajo que vamos a evaluar hoy es una vuelta de tuerca para la cooperativa COSAR, un proceso que ya podríamos decir que tiene más de 20 años”, continúo Bedascarrasbure.

 A su turno Germán Masciangelo,  tomo la palabra para comenzar con su defensa de tesis titulada “Cooperativa apícola COSAR Ltda., un aporte a su desarrollo sostenible”. 

“Este proceso se inició en los 90 a partir de un problema sanitario, se comienza a capacitar, se arman grupos de cambio rural apícola y así la apicultura comienza a tener una importancia preponderante, principalmente en la parte de Ceres, es así que se empieza a pensar mucho más allá, en lo organizacional, en lo comercial, en emprender, en algo innovador y así en conjunto se empieza a trabajar en grupo y a pensar en algo que tenga que ver con la gestión de la calidad, en producir una miel de calidad libre de antibióticos y fenoles”.

“cada grupo tenía un técnico para  evaluar el protocolo con los colores del semáforo, lo que era inaplicable lo que había que discutir en amarillo y verde lo que tenía vía libre”

“este proyecto tenía 2 patas que faltaban, las salas de extracciones no estaban aptas para exportar y por otro lado lo concerniente a la parte comercial, para ello también existieron alianzas para trabajar sobre estos temas”

“se trabajó con los técnicos arduamente ya que ellos debían transmitir ese proceso de cambio, debían ser los agentes del cambio”

Masciangelo  continuó “En 2008 ya se cuenta con el sello Alimentos Argentinos, comercio justo y a partir de 2018 se obtiene el certificado producto orgánico”, “durante todos esos años también se compran terrenos propios y se inaugura la sala fraccionadora de la cooperativa entre otros”.

“hoy la cooperativa cuenta con 106 socios activos, hay SRLs, emprendimientos unipersonales, familiares, cooperativas, ellos son los que se imaginan un futuro posible y a partir de allí se diagnostica y se arma el plan de trabajo con objetivos y  estrategias”

“un futuro deseado que se plantea la cooperativa es un sistema de calidad funcionando, socios adquiriendo insumos, esto tiene que ver con la diversificación, una cooperativa que brinde  los mejores servicios a sus asociados, que contribuya al territorio y con una comunicación más eficiente”, finalizó Germán Masciangelo.

A su turno Alejandra Palacio Coordinadora del Programa Apicultura PROAPI-INTA, Responsable del Convenio INTA – UNICEN, afirmó “recibimos muchos “no” al principio y sin embargo acá estamos, felices, quiero destacar el caso de COSAR, podemos hablar de las nuevas generaciones que continúan este proceso, estoy muy feliz de cerrar este año complicado de esta manera, gracias a quienes creen y creyeron en esto y siguen apoyando a la innovación desde este lugar”.